martes, 22 de junio de 2010

Hipérico o Hierba de San Juan



   En nuestros campos encontramos en estas fechas esta pequeña planta amarilla llamada Hipérico.  Son plantas herbáceas de hojas opuestas y flores amarillas en inflorescencias terminales formando cimas.
   Las flores, caracterizadas por su gran número de estambres, tienen 5 pétalos mucho mayores que el caliz, manchados, algunas especies, con puntillos negros.
   En la Sierra podemos encontrar las siguientes especies:

Hipericum perforatum, Hipericum perfoliatum, hipericum undulatum, hypericum humifusum (hiperico rastrero), hypericum tormentosum, hypericum pubescens.

   En cuanto a sus propiedades medicinales, el hipérico también llamado hierba de San Juan, en cuanto a uso interno es un antidepresivo.  Uso externo: Si miras sus hojas al transluz se pueden ver unos agujeros los cuales son sus glándulas de hipericina, que le confieren el color rojo a su aceite muy eficaz en las quemaduras, grietas y heridas infectadas.
   El Hipérico es una planta vivaz, muy rústica a la cual le gustan los terrenos secos , drenados y con buena exposición al sol. Recolectamos sus flores a finales de primavera y verano.

                                       
    Receta para hacer aceite de Hipérico (cicatrizante, para quemaduras, golpes e inflamaciones)
   Poned en maceración al sol o cerca de un horno las puntas floridas de hipérico hasta llenar un tarro de boca ancha. Cubridlo ampliamente con un aceite de oliva de buena calidad; las plantas no deben sobresalir. Dejad macerar hasta que el aceite se vuelva rojo. Filtrad y guardad en un recipiente de cristal teñido manteniéndolo al abrigo de la luz. Aplicación: Masajes y compresas.