miércoles, 9 de junio de 2010

Juegos de toda la vida

                     Fotografías: Museo en Vivo (Posadilla) el 6 de Junio de 2010 
   Los juegos populares han pasado de padres a hijos durante generaciones. En la actualidad, nuestros hijos no conocen la mayoría de los juegos  de nuestra infancia. La forma de vida ha cambiado en unos años de manera acelerada y esto ha afectado también a los niños. El juego es una actividad necesaria para los seres humanos, nos permite ensayar ciertas conductas sociales, a la vez es una herramienta útil para adquirir y desarrollar capacidades intelectuales, motoras o afectivas. Nos permite relacionarnos, aprender a cooperar, a compartir, estimula la creatividad y la motivación
   Hoy en día, en los países desarrollados, gastamos el dinero en muchos juguetes para nuestros hijos y observamos que estos les satisfacen tan sólo en un primer momento. Pronto se cansan de los juguetes de moda. A la vez podemos observar que cada vez los juegos son más individualizados ( las consolas, ordenadores...) no fomentan tampoco el ejercicio físico del niño...  

             
Fotografías: Los Zancos
     Si recordamos, los juegos de hace unos cuantos de años, quizás cuando nosotros eramos pequeños, incluso nuestros padres (los abuelos de nuestros hijos), vendrán a nuestra memoria momentos divertidos con nuestros amigos, compañeros de clase, del barrio, del pueblo... y sin duda nos sorprenderá ver que eramos capaces de utilizar cualquier material para jugar.         Fotografía: La Comba
 

       Este domingo día 6 de Junio, se celebró en Posadilla (aldea de Fuente Obejuna - Córdoba), en el Museo Etnográfico de Usos y Costumbres Populares, el "Museo en Vivo"   en una representación por parte de la gente del pueblo de las costumbres y forma de vida del pasado.

      En este evento disfrutamos de una recopilación de algunos juegos populares de la zona.
   Villarda: Juego que consiste en golpear un palo pequeño (villarda, cilíndrico de unos 15 cm de longitud) algo afilado en sus extremos, en los que se puede golpear, con otro más largo. El objetivo es hacer saltar la villarda y, en el aire, golpearla de nuevo, para enviarla lo más lejos posible.
   Comba: Saltar a la cuerda. Uno o más participantes saltan sobre una cuerda que se hace girar de modo que pase por sus pies y sus cabezas. Se salta al ritmo de sencillas canciones y se lleva el ritmo con la cuerda.



   El Trompo:  De madera, en forma de una fruta de pera,  con un rejo de hierro. Lleva una cuerda para enrollar desde la punta del rejo a la mitad del trompo. Se tira al suelo y consiste en que baile el trompo.
   El Aro: Un aro con una vara de metal. Consiste en hacer rodar por el suelo un aro  ayudándose con una vara de metal la cual en uno de sus extremos tiene forma de arco con la que sujeta dicho aro. Se pueden hacer carreras, competir en quién dura más con el aro...
Fotografía: El Aro

    Los Zancos: Un par de latas grandes y un trozo de cuerda. Se le hacen dos agujeros en el lateral a las latas por los que se pasa la cuerda que se sujeta con las manos. También se distraían pintando sus zancos.