lunes, 11 de noviembre de 2013

Madroño

Madroño


   Hoy os presento el fruto del madroño. Un arbolito originario de la zona Mediterránea. También se conoce en algunas regiones del Centro y Sudamérica. 

   Es un arbolito que se adapta muy bien. Sus frutos se cosechan entre Noviembre y Diciembre cuando están bien maduros, de color rojizo. Sus frutos se comen frescos o bien en mermelada, gelatinas o confitura. No conviene abusar de ellos ya que son astringentes y además producen alcohol en la fermentación.

Madroño


   Los frutos contienen una media de un 20% de azúcares. Las semillas tienen elevadas concentraciones de aceite graso. La corteza se ha utilizado en medicina natural como diurético, es astringente, antiséptico urinario y renal.

   Es conveniente elegir los frutos maduros, estos presentan un color rojo intenso. Es una fruta muy perecedera y conviene consumirla lo antes posible. 

   Es de sabor suave, un tanto dulce. Además de los azúcares, son ricos en pectina y ácido málico.

   En algunas zonas del Mediterráneo (como Argelia y Córcega), los frutos fermentados se usan para preparar un vino que, destilado, permite obtener un brandy.

Madroño

La propuesta culinaria de hoy con estos frutos es elaborar una salsa de madroños:

Ingredientes:

300 gr. de madroños 
2 Cucharadas de azúcar (yo he empleado panela)
Un chorro de agua. 

 Elaboración:


  Pochamos una chalota picada finamente, cuando esté dorada, se agregan los madroños enteros (sin pelar), y se remueve todo el conjunto. Añadimos el azúcar y un chorro pequeño de agua, removemos y dejamos cocer durante media hora a fuego lento y con la cazuela tapada. 

 Una vez cocido, lo trituramos. Pasamos esta crema por un colador para quitar los desagradables granillos o semillas que tienen en su interior los madroños.

 Nos debe de quedar una salsa consistente pero a la vez ligera.

   Salsa para acompañar otros platos, excelente!!