martes, 25 de febrero de 2014

Alimentos deshidratados: La Remolacha

Remolacha deshidratada

    La deshidratación es uno de los métodos de conservación que se han usado desde antaño. Es un proceso natural que nos permite guardar los alimentos en nuestra despensa sin deteriorarse durante bastante tiempo. 

    No altera las propiedades nutricionales de los mismos. Cuando no exponemos a los alimentos a más de 39 - 40 º C se preservan las enzimas y nutrientes de los mismos.

   Antiguamente ya se utilizaba este proceso para almacenar alimentos durante largos periodos de tiempo. Podemos conservar con este método, frutas, hortalizas, hierbas aromáticas, semillas y setas. 

    Durante este proceso observareis como van cambiando de forma, textura, color, sabor y aroma. El tamaño se reduce por la pérdida de agua. Los colores en muchos casos se vuelven más intensos.

   Este año he probado a deshidratar remolacha con unos excelentes resultados. En el mes de agosto he recogido una cosecha de remolacha que posteriormente y aprovechando el calor del sol en verano aquí en el hemisferio norte, la he utilizado para hacer este experimento que os recomiendo.

     En unas bandejas como podéis ver las he expuesto al sol durante el día, le he añadido sal marina y orégano por encima. Luego las cubro con tela mosquitera para evitar insectos.  Las estoy utilizando para algunos platos este invierno, incluso para algunos jugos. Antes de usarla la pongo en agua para volver a hidratarla. Reutilizo hasta el agua para los jugos. 

   Os seguiré contando más cosas sobre la deshidratación de los alimentos.

Remolacha deshidratada