miércoles, 22 de mayo de 2013

Poesías

   Esta tarde en una de las cajas que he abierto de cosas que guardaba de hace años, he encontrado un buen número de poesías que escribía con 18 y 19 años. 
He leído algunas, entre ellas, esta que comparto con vosotros sobre la primavera. A veces, entrar en el baúl de los recuerdos tiene sorpresas.



  Primavera:


Primavera,
bello acontecer, 
tren esperado, 
cada amanecer.

Beso enamorado, 
sabor a miel.
Hoy vuelves
perfume de algas,
violín enternecedor, 
rayo abrasador.

Equipaje prohibido,
edén de papel, 
el viento lo arrastra,
hacia el ayer.

Escarcha adornada,
por una noche
clara de luna.

Ignorada huella, 
travieso gorrión,
paraje embellecido 
en la esfera del reloj.

Música conquistada
por seis notas blancas,
manto encarnado,
en un cuerpo de guitarra.

Camino alzado
en el horizonte, 
terciopelo transplantado
por la brisa,
luz de medianoche.

Prueba veraz
de la realidad.
Arpa invisible,
vibrantes cuerdas,
pausadas,
emprendedoras 
del instante del amor.

Hogar encendido
proveniente del aroma
de la yema en flor.

Romance que acompaña,
el canto del ruiseñor,
voz suave,
embrujada sensación.

Primavera,
destello iluminador,
piel canela,
plateada ilusión.

Flor madura,
escala musical, 
lienzo del pintor,
fina cerámica moldeada,
por las manos del amor.


                                         Ana Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada