miércoles, 28 de octubre de 2009

Sabores de Antaño




Esta mañana fuí con mi padre a comprar fruta. Pasamos por varios sitios buscando melocotones y esta anécdota  ha dado lugar a este post.
Le decía al frutero que esos no eran melocotones, el hombre insistia en que sí eran melocotones (auténticos melocotones). A mi la escena me resultaba un tanto divertida. La conversación entre nosotros siguió con el tema de los melocotones. Recordabamos el sabor de antes de esta fruta y de otras, la apariencia, el olor...
Si leemos en el diccionario, su propia deficinición dice lo siguiente según la wikipedia


Su fruto, llamado melocotón, piesco o durazno, contiene una única y gran semilla encerrada en una cáscara dura. Esta fruta, de piel aterciopelada, posee una carne amarilla o blanquecina de sabor dulce y su aroma es delicado.

¿Aroma? No olía a nada, ¿piel aterciopelada? bastante lisa más bien y bueno el sabor no lo sé porque no los he comprado. ¿Entonces? ¿A qué le llaman melocotón?  Así podemos hablar de otras frutas y hortalizas. 
Vivir en una zona rural tiene en cuanto a la alimentación una ventaja bastante grande. El poder cultivar la huerta que nos proporciona alimentos sanos, con todas sus propiedades, aroma, sabor... es un privilegio. O tener cerca personas que cultivan y podemos comprar alimentos más saludables.


Aún podemos ver por esta zona pequeñas huertas y espero que sigan muchos años produciendo. Desde la carretera, incluso podemos ver al pasar camino de Fuente Obejuna en Navalcuervo, Ojuelos Bajos, La Cañada del Gamo por ejemplo algunas estupendas huertas.

Sabor y aroma en nuestras mesas, para deleitar nuestras papilas gustativas.  Alimentos que se funden en la boca con un sabor extraordinario. Alimentos "de siempre".