sábado, 30 de enero de 2010

¿Habéis oído hablar del Digiscoping?



El Digiscoping es una técnica para fotografiar el mundo animal. Consiste en acoplar a una cámara fotográfica digital un Fieldscope. 
Se puede practicar con cualquier cámara reflex y con algunas compactas. Se necesita un telescopio y un adaptador.
Esta técnica ha supuesto una revolucionaria innovación en el campo de la fotografía
La unión de un telescopio a una cámara digital supone la obtención de un potente teleobjetivo. Otra ventaja es que se pueden fotografiar animales a una distancia bastante grande como para no causarles ningún tipo de molestias. 
También tiene algunos inconvenientes, como el precio de un buen equipo. En cuanto a los adaptadores hay que tener cuidado, ya que -aunque las marcas comienzan a comercializarlos- se ha comprobado que algunos de éstos dañan el ocular. Muchos digiscopers siguen recurriendo a su fabricación casera.
El equipo básico se compone de  un telescopio (como dijimos anteriormente), la cámara, un tripode, un adaptador y un disparador remoto. También puede resultar  útil un parasol para evitar los reflejos de la luz solar sobre la pantalla LCD de la cámara, un monocular, un monitor portátil y un visor-buscador.
Si somos aficionados a realizar excursiones ornitológicas , además de poder disfrutar con la observación de las aves podemos llevarnos a casa una colección de fotografías.
Todo un mundo para disfrutar de la fotografía en la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada