jueves, 12 de enero de 2012

Toprural y su entrevista a Paco Nadal sobre Turismo Rural

   Esta mañana he leido la entrevista que Toprural hace a Paco Nadal sobre el Turismo Rural. Toprural, para quién no la conozca ,es una empresa de promoción de turismo rural por internet. Paco Nadal es periodísta y fotógrafo, su tema principal, los viajes. 

  Al leer esta entrevista me ha surgido un acúmulo de pensamientos. Considero que soy turista rural desde que vine a este mundo, recuerdo las primeras casas que visité en nuestro país hace casi 19 años, cuando se comenzaba a hablar del turismo rural desde hacía pocos años atrás, conocí algunos pioneros en España y más tarde me convertí en empresaria dentro del mismo sector, hace 11 años. 

   Hace años, muchas zonas rurales en España quedaron despobladas y medio olvidadas, mientras las ciudades crecían cada vez más. El trabajo en el campo era duro y no bien remunerado con lo cual, año tras año, sus trabajadores buscan otras alternativas para mejorar su vida. La crisis de la agricultura es uno de los factores que impulsan el nacimiento del turismo rural. En su momento, actúa como un complemento para estas personas que viven en las zonas rurales para obtener más ingresos y comienza después a ser una alternativa para el desarrollo de estas zonas cada vez más deprimidas. 

De su nacimiento a la actualidad, muchas cosas han cambiado. El turismo de interior progresa como alternativa al masivo turismo de sol y playa. Hay muchos ingredientes en este potaje que han dado el resultado que ahora vivimos. 
Estoy de acuerdo con Paco Nadal en que se han dado muchas subvenciones sin criterio. Se ha vendido en muchos sitios el turismo rural como medio para desarrollar la comarca sin ninguna estrategia, sin ninguna planificación, se ha vendido humo. Algunos entendieron que desarrollar el turismo rural era fomentar que se abrieran alojamientos rurales (sean del tipo que sean) y nunca escucharon a los que nos dedicamos a esto desde hace años y que estamos cansados de decir, “eso no basta”, es totalmente erróneo. 


La huella de las subvenciones ha dejado una proliferación de gran número de casas rurales. 
La Realidad, la balanza de la oferta y la demanda totalmente desequilibrada. El resultado, no existe un destino turístico en estas comarcas, la promoción es realmente escasa, las infraestructuras inadecuadas o insuficientes, dificultad de los empresarios que realmente han invertido para trabajar en serio, para desarrollar productos de calidad y traer clientes a sus negocios, falta de asociacionismo, falta de cooperación, incremento de la ilegalidad de los alojamientos, competencia a través de bajos precios, aprovechamiento de la subvención para inversión inmobiliaria... Hay comarcas dentro de nuestra geografía que han sabido salir más airosos, han creado sus destinos turísticos de interior y ahora están a la cabeza de este sector. Otros, han terminado sobreexplotados, no han sabido mantener un equilibrio en su desarrollo. 



   Y ante este panorama, le doy la razón a Paco Nadal que falta profesionalidad en el sector. Esto es algo que muchos llevamos diciendo hace años, no es nuevo. Pero os voy a reflexionar brevemente sobre este tema. 
Un gran porcentaje de personas que abren un alojamiento rural no son en realidad emprendedores. Algunos, buscan una inversión en inmuebles, tener una casa en un pueblo o en el campo para sus vacaciones... Otros, buscan unos ingresos extras, no viven en el lugar donde está el establecimiento, no tienen tiempo para dedicarle. Hay personas que piensan que es una manera fácil y rápida de obtener mucho dinero porque así se lo contaron otros... Los motivos y razones son amplios y variados. 

Otro porcentaje, son realmente emprendedores. Y me gustaría que no se olvide que este sector “no engloba sólo alojamientos”. Es mucho más amplio aunque a muchos se le olvide. Como por ejemplo, empresas de turismo activo, de actividades de ocio y tiempo libre, empresas de educación ambiental, restauración, artesanos, organización de eventos, centros de interpretación, consultorías ambientales y de turismo, empresas de diseño, gestión y planificación de senderos y rutas, portales de turismo rural, otras empresas intermediarias entre el cliente y el alojamiento o servicio, etc. Si vamos más allá en la cadena, encontramos empresas relacionadas con temas de transporte y otros servicios que están estrechamente relacionados con este tipo de turismo, desde las tiendas del pueblo, los productos típicos de la zona hasta el artesano que vende sus cestos de mimbre.

¡IMPORTANTE!, el Turismo Rural no está formado sólo por alojamientos rurales, lo forma una tela más extensa. 

Mañana más...