jueves, 19 de mayo de 2011

La Ruta a los Molinos en Posadilla (Córdoba)


Agua pasada no mueve molino,
mas estas en mi,
como cauce es al río,
como savia que en los tallos
va siguiendo un camino,
como tibieza que el sol
le trasmite a la tierra,
como aroma de flores
en mañanas muy frescas..

Agua pasada no mueve molino,
mas estás en mi siempre
como vela candente,
como fuego que vuelca
y destruye mis sienes,
como esas cadenas
que arrastran por siempre,
los huérfanos de todo
los condenados a muerte.

Agua pasada no mueve molino,
mas estás en mi vida
como quise yo siempre,
siendo tuya mi sombra,
siendo tuya mi mente,
mas hoy no te tengo,
es triste mi suerte.

Agua pasada no mueve molinos,
mas vives en mi adentro
como murmullo de olas,
como sonido del viento
al rozar las caracolas,
como barco que a la deriva
se llega hasta el abismo,
como ave que cantando
va y se posa en su nido.

Agua pasada no mueve molino,
se dice de un amor
que una vez fue, y hoy no siente,
ni el mínimo palpitar
de dos almas ardientes,
pero a pesar de esta pena
estarás en mi mente
porque el molino y mi cuerpo
con el tiempo y por siempre
como polvo y cenizas
se unirán a tu suerte.

Carmen Gloria Ortiz