lunes, 26 de julio de 2010

Remedios en el jardín: Equinacea



    La Equinacea es una planta de la familia Asteraceae. Estamos en su época de floración que continuará hasta el otoño. Dispone de unas flores muy vistosas. Aquí os presento una muestra de las mismas cultivadas en las espirales de aromáticas de los jardines de Cerro Caña.
   Proviene de Norteamérica y las especies más conocidas en Europa son la Equinacea purpúrea y la Equinacea angustifolia. Usada por los nativos  para diversos problemas como aliviar el dolor de muelas o garganta incluso curar la mordedura de serpientes. En los años ´20 fue introducida en Europa, concretamente en Alemania donde fue objeto de estudio.

Uno de los mayores divulgadores de la Equinacea fue Alfred Vogel. Es un recurso herbario excepcional por sus propiedades  inmunoestimulantes, antiinflamatorias, antisépticas, antialérgicas, fúngicas, cicatrizantes... Esta planta estimula al organismo  a luchar contra las infecciones. Potencia nuestro sistema inmunológico. Otra de las propiedades a resaltar es su efecto  antioxidante, protege el colágeno de nuestra piel de la acción dañina de los radicales libres y del oxígeno.
Su eficacia está demostrada en numerosos estudios científicos. Os dejo un  artículo donde podéis encontrar más información:

   Tienen gran parecido a las margaritas y puede formar parte de nuestro jardín, es muy decorativa. Tolera el pleno sol por lo que resiste perfectamente el verano, siempre que el suelo esté bien drenado. Las plantas obtenidas por semillas tardan dos años en florecer. Año tras año volverán a brotar en primavera si dejas sus raíces intactas en el mismo lugar. Se utiliza su raíz principalmente para hacer los preparados.

   Recomendamos consultar con un especialista para cualquier tipo de aplicación.