miércoles, 21 de septiembre de 2011

Feria de Ganado. Fuente Obejuna: Faga 2011




Fuente Obejuna ha celebrado este fin de semana pasado, su XXIX Feria Agrícola, Ganadera y Agroalimentaria 2011 (Faga).

Entre las actividades que se han realizado en estos días queremos destacar, el concurso morfológico de ganado, la demostración de cerdo ibérico y cordero autóctono, la degustación de los productos de la tierra, la carrera de cintas a caballo, la carrera de galgos y la exhibición de cortadores de jamón.

Os dejo una pequeña muestra de algunos animales que hemos encontrado en esta feria en este vídeo. Os podría hablar de la feria de este año, pero hoy he decidido hablaros del papel que han tenido durante muchos años de las ferias de ganado en nuestro pais.

Como tantas otras cosas, el papel que desempeña hoy en día estas ferias de ganado no tiene la misma relevancia y han cambiado algunas cosas con el paso del tiempo.

¿Cuales son los orígenes de estas ferias? 

Las ferias fueron un fenómeno económico surgido durante la Baja Edad Media en Europa Occidental, en una coyuntura expansiva del feudalismo, en la que las ciudades estaban creciendo junto al comercio a larga distancia, la artesanía y las finanzas, es decir: todas las actividades económicas que iban más allá de la economía rural agropecuaria, que aún así constituía la gran mayoría de la producción.

Consistía en una confluencia organizada de numerosos mercaderes en una localidad cuya posición geográfica representara alguna ventaja, que permite establecer tratos comerciales durante varios días y con periodicidad normalmente anual, con motivo de la fiesta local puesta bajo la advocación de un santo patrón. 


Desde el comienzo de la actividad ganadera, la comercialización de ganado ha existido de alguno u otra forma. Se cree que las ferias de ganado tal como las conocemos provienen del siglo XII, naciendo en Castilla, y fue introducida en nuestro territorio tras la conquista musulmana en 1485.

¿Cuál ha sido el papel de las ferias de ganado?

Las ferias de ganado eran por encima de todo un verdadero acontecimiento.  Lo más parecido a la fiesta mayor en la que los pueblos y ciudades se transformaban. Las calles se llenaban de gentes de toda la provincia y de algunas otras. Había baile público, que siempre estaba muy concurrido, en la Plaza Mayor a cargo de la banda municipal de música.


El comercio no cerraba durante toda la jornada. El ferial se llenaba de tenderetes. Unos, ubicados estratégicamente, eran simples chiringuitos montados para la ocasión en los que se vendían bebidas y algunas tapas.

En otros de estos puestos de venta eventuales se ofrecía de todo, desde aperos para el ganado o para conducirlo y de útiles para moverse el personal por la zona sin desentonar del conjunto, como cencerros, varas de fresno, boinas y garrotas entre otros, hasta los más diversos trastos viejos y otros útiles como agujas, hilos, piedras de mechero, etc. Y por supuesto, no faltaban puestos que buscaran entretener a la gente. 


También había una figura que no faltaba nunca, la del "charlatán", especialista en embaucar a la clientela y capaz de venderle hasta al que en principio no quería comprar. 

A través de los siglos, algunas de estas ferias han sido un referente comarcal, regional o provincial, donde se bajaraban y cerraban tratos y se efectuaban trueques, además de ser un acto social de especial importancia y punto de encuentro de los distintos agentes del sector agro-ganadero.

La ocasión de comerciar con el ganado que se criaba en casa llegaba el día de la feria. El tratante era el principal cliente aunque no siempre era justo y jugaba con más ases en la manga que cualquiera.

A lo largo del tiempo la Feria de Ganado se ha ido adaptando a las situaciones y necesidades de cada momento. En la actualidad, la Feria sigue estando orientada a la compraventa de ganado pero dependiendo de las zonas y la relevancia de la misma, en algunos lugares encontramos que se centra más en animales como de la especie equina, mas utilizado hoy en día en actividades de ocio y turísticas que en las tareas tradicionales agrícolas. 

  Hablamos de exposición ganadera en la que se exhibe tanto animales como maquinaria del sector, las nuevs técnicas de optimización productiva, la alimentación animal, etc.
Se suelen mostrar especies como cerdos, vacas, toros, ovejas, cabras, caballos, conejos, gallinas, patos y otros animales de granja o típicos de las explotaciones ganaderas. Hoy en día, esas explotaciones suelen ser a gran escala. 

En muchas de estas exposiciones se celebran concursos para premiar según diversos rasgos fenotípicos algunos ejemplares de las especies expuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada