lunes, 31 de marzo de 2014

Aceite de Calendula

Aceite de Caléndula

     He recogido algunas flores de caléndula en estos días, con ellas voy a elaborar un aceite de Caléndula. Tiene propiedades antiinflamatorias, fungicidas, antisépticas, hidratantes, vulnerarias y tonificantes.

    El segundo ingrediente que voy a utilizar para macerar la caléndula, es el aceite de sésamo. Da calor a la piel, mejora la circulación. Posee propiedades antioxidantes, ya que es rico en vitamina E. Hidrata y nutre la piel, la revitaliza y combate la flacidez. Incluso, lo podemos utilizar para la caspa y sequedad del cabello. 

   Así que utilizaré la sinergia de estos dos elementos para conseguir un aceite corporal de buena calidad.

    Os recomiendo utilizar aceites de primera presión en frío, si son ecológicos, mejor. Aunque yo hoy añada flores frescas, podéis hacerlo con flores secas también.

   He llenado un bote de cristal con las flores que tenía disponibles. Yo he puesto sólo los pétalos. A continuación he añadido el aceite de sesamo hasta cubrir las flores.

     Cierro el frasco de cristal lo dejo macerar en el exterior con el sol y la luna, entre 15 y 20 días. A mí me gusta dejarlo unos 40 días en maceración. Mover de vez en cuando y después colar con un colador fino para obtener nuestro aceite.

Aceite de Caléndula


miércoles, 26 de marzo de 2014

Agua de la Reina de Hungría

Romero, lavanda, hojas de menta y pétalos de rosa

        Una leyenda cuenta que la Reina Isabel de Hungría pidió a un alquimista que le preparara una loción para recuperar su belleza y salud. Este alquimista, hizo un preparado de romero con otras plantas refrescantes y rejuvenecedoras. Se dice, que la Reina rejuveneció, al igual que muchas otras damas que comenzaron a utilizar este preparado. Se pueden encontrar distintas recetas, dependiendo de las fuentes. Vamos a ver una de las posibles preparaciones de este "agua".

Romero, lavanda, hojas de menta y pétalos de rosa

    Lo podemos utilizar como perfume o tónico corporal. Es  excelente por su efecto vitalizante. Favorece la circulación sanguínea. Refrescante, estimulante y depurativo para la piel. Tiene un agradable aroma. 

   Puedes utilizar el Agua de la Reina de Hungría después de la ducha o antes de aplicar cualquier aceite para favorecer la activación de la circulación.

Romero, lavanda, hojas de menta y pétalos de rosa

     La base de este agua es el romero, una planta muy utilizada desde la Antigüedad por sus múltiples propiedades. Vamos a utilizar la maceración de varias plantas para conseguir este tónico.

    Se pueden utilizar las plantas secas o frescas. Yo las he utilizado frescas, ya que ha coincidido con el momento de floración del romero. En la receta que os pongo a continuación, las medidas son para plantas secas, si vais a poner plantas frescas, la medida es la mitad (aunque yo de algunas he añadido un poco más).

    Para aprovechar todas las virtudes de las plantas, es mejor recogerlas en su día más propicio. Por ejemplo, el romero en su momento de floración y a las horas adecuadas donde concentra todos sus aceites esenciales.

Ingredientes:

800 gr de alcohol de 96º
800 gr de hidrolato de azahar
60 gr piel de limón
60 gr piel de naranja
50 gr pétalos de rosas
30 gr de romero
30 gr de lavanda
15 gr de hojas de menta



Agua de la Reina de Hungría

Elaboración:

     En un bote de cristal, poner las plantas que os he enumerado anteriormente, romero, lavanda, corteza de limón, corteza de naranja, hojas de menta y pétalos de rosa. A continuación, añadimos el alcohol y el hidrolato de azahar. Cerramos y lo dejamos en un sitio oscuro que no le de la luz. Lo moveremos cada día y dejamos en maceración entre 15 o 20 días (lo podéis dejar también entre 30 y 40 días)

     Pasado este tiempo, lo filtramos con una gasa de algodón o colador y ya tenemos nuestro tónico listo para comenzarlo a utilizar. Lo guardamos en algún bote de cristal (si es opaco, mejor). También lo podemos poner en un pulverizador.




miércoles, 19 de marzo de 2014

Ensalada de col y aguacate

Ensalada de col y aguacate

     Las coles tienen un alto valor nutritivo, entre esta familia encontramos la col lombarda, la col, el brécol, la coliflor y las coles de Bruselas. Tienen sustancias con efectos antioxidantes y anticancerígenos. Son una fuente de fibra, vitaminas y minerales. Tienen un considerable contenido de yodo y selenio.

Col Lombarda

     Para hacer esta ensalada he utilizado dos tipos de coles,  lombarda y  romanesco. Las he puesto a macerar con antelación cada una independientemente.

     Maceración de la lombarda: Cortar la lombarda fina. Poner en un recipiente, añadir aceite de oliva, sal marina y un diente de ajo finamente picado. Lo he dejado macerar durante dos horas.

Col Romanesco

     Maceración del romanesco: He separado los arbolitos y los he cortado muy pequeñitos. Los he puesto a macerar durante dos horas con aceite de lino, aceite de cáñamo, sal marina y comino.

Germinados

      Previamente, tengo germinados de alfalfa y rabanitos. También he cortado el perejil fresco que voy a utilizar

Zanahoria

     He rallado una zanahoria grande. Como paso final, pelar, deshuesar y cortar un aguacate a daditos.

Ensalada de col y aguacate

      Ya está todo preparado y listo para ir poniendo en el plato. Se coloca la lombarda macerada, el romanesco macerado, la zanahoria rallada, el aguacate cortado, el perejil y los germinados.

 Un poco de zumo de limón por encima, sal marina y citronella. Hoy también le he añadido un poco de jengibre fresco rallado.

Ensalada de col y aguacate

     Mover todo muy bien para que los condimentos se mezclen de una manera homogénea. ¡Buen provecho!







martes, 11 de marzo de 2014

Jugo de Zanahoria

Jugo de Zanahoria

     La Zanahoria es rica en carbohidratos, sodio, potasio, proteínas, calcio, fósforo, azufre, yodo, hierro y vitaminas.

 Es un alimento altamente purificador además de un potente antioxidante natural gracias a su alto contenido en provitamina A (Betacaroteno), el cual es el responsable de su color anaranjado.

    Para hacer el jugo de hoy, he utilizado unas 6 zanahorias crudas.  Tan sólo las he tenido que lavar un poco ya que son de cultivo ecológico, por eso no quito la piel. Debajo de la piel es donde se encuentra su mayor poder nutritivo por eso si pueden ser ecológicas, sin haber sido tratadas con productos químicos, es preferible. Poner en la licuadora o extractor de zumos y listo. 
    
   Este sencillo jugo, además de tener un agradable sabor, favorece el cuidado de nuestra piel. Una bomba nutricional!! 

Jugo de Zanahoria